viernes, 03, febrero, 2023
Inicio Autores Publicaciones por Elíades Acosta

Elíades Acosta

20 MENSAJES 0 Comentarios
Filósofo y escritor. Residente en República Dominicana, funge como investigador de la Fundación Juan Bosch, coordinador de la Comisión Técnica para Políticas de Integración Regional, y encargado del Departamento de Investigación del Archivo General de la Nación.

Las grandes pasiones: Ernest Miller Hemingway (3)

Hemingway nunca fue un hombre de medias tintas, y al abrir, excepcionalmente, su encallecido corazón a alguna persona, lo hizo para siempre y contra todas las ráfagas de la vida.

Las grandes pasiones: Ernest Miller Hemingway (2)

Vivió en el mar, lo persiguió por Cayo Hueso, Bimini, el Mediterráneo y la cayería de Romano, en Cuba. Era leal con sus habitantes. Daba oportunidades a los peces para competir con él por la sobrevida; los respetaba como a iguales; podían vencer, y eventualmente vencían.

Las grandes pasiones: Ernest Miller Hemingway (1)

Solía tener lo que llamamos “mala bebida”, y para uno de los barmen veteranos de El Floridita, era tan difícil y pesado como intentar cargar “un saco de mandarrias”

Trágica vendimia: rebeldes, sí; terroristas, no (3 de 3)

La era de Trujillo fue rica en acciones terroristas planeadas en el país y ejecutadas en el exterior, en cumplimiento de las órdenes del dictador, dirigidas contra sus más connotados enemigos, que involucraban a funcionarios diplomáticos, agentes de inteligencia y altos oficiales.

Trágica vendimia: rebeldes, sí; terroristas, no (2 de 3)

La resistencia contra la injusticia, los enemigos del progreso, los represores de los pueblos y los tiranos ha sido aceptada por la inmensa mayoría de las corrientes políticas de nuestro tiempo, incluso, como imperativo moral.

Trágica vendimia: rebeldes, sí; terroristas, no (1 de 3)

En una lucha redentora como aquella, debía cumplirse la idea martiana de que “…la República ha de venir sana desde la raíz”.

El inexorable destino del muerto Soler (3 de 3)

No le fue difícil a Trujillo hallar en la figura del Muerto Soler al sicario idóneo para cometer el crimen: le sobraban credenciales y antecedentes penales.

El inexorable destino del muerto Soler (2 de 3)

Ese día, en horas de la tarde, se encontraban reunidos varios dirigentes sindicales en la oficina de la Federación Obrera Marítima Nacional, ubicada en el cuarto piso del Palacio de los Trabajadores, cuando en el local irrumpieron los acusados Víctor Álvarez Paz y Rafael Emilio Soler Puig, más conocido por el Muerto Soler.

El inexorable destino del muerto Soler (1 de 3)

El Muerto Soler había nacido en una familia decente a la que no tardaría de abandonar cegado por lo ilícito, lo lucrativo y lo fácil.

Policarpo Soler en la picota

Policarpo Soler tuvo en Cuba una larga carrera delincuencial, que incluía asesinatos, prisiones, fugas espectaculares, amparo de influyentes políticos, postulación como representante a la Cámara, admisión como miembro de la Policía Nacional y fuga del país, tras el golpe de estado de Fulgencio batista, que tuvo lugar el 10 de marzo de 1952.

USTED TIENE DERECHO A SABER...

Motoristas: Los dueños y señores de la calle

Por: Yarit Ortiz Un total 73% de muertes por tránsito son motoristas Santo Domingo. - Transitando con libre albedrío y al margen de toda ley...

LAS MÁS LEÍDAS ESTA SEMANA