Inicio Internacionales Día Mundial del Clima

Día Mundial del Clima

7
El objetivo de este día es concientizar a la población sobre la importancia del clima por medio de la información, advertir sobre la adaptación al cambio climático y los riesgos subyacentes que atentan contra la humanidad, a diferentes escalas espaciales y temporales.
Día Mundial del Clima

Durante una convención de las Naciones Unidas en marco del Cambio Climático en 1992 se creó el día mundial del clima.

El objetivo de este día es concientizar a la población sobre la importancia del clima por medio de la información, advertir sobre la adaptación al cambio climático y los riesgos subyacentes que atentan contra la humanidad, a diferentes escalas espaciales y temporales.

El término clima hace referencia a las condiciones más frecuentes de la atmósfera en una región de la superficie terrestre. Este es de vital importancia para la vegetación y la vida silvestre, ya que sin ella no se darían los procesos fisiológicos, la concepción y el crecimiento de los seres vivos.

El clima también se le atribuye a la intervención del hombre ya que este ha ocasionado una variación al cambio natural del clima, de ser algo que tardaría algunos años en pasar, el ritmo acelerado con el que crece la población, el desarrollo industrial, la emisión de gases de efecto invernadero, contaminación ambiental, la quema de combustibles fósiles, malas prácticas ambientales, deforestación y sobreexplotación de recursos naturales generan más rápido esta transición al cambio climático.

Por ejemplo, el adelgazamiento de los glaciares ha provocado un calentamiento de la tierra que podría representar un aumento de la temperatura hasta de 4.5°C hacia el año 2100, si no se adoptan medidas preventivas. 

Todo ello obliga a que organismos, asociaciones, así como gobiernos generen y apliquen políticas encaminadas a reducir los impactos negativos que afectan la calidad de vida de la sociedad civil y del medio ambiente.

Algunas acciones recomendadas son reducir, reutilizar y reciclar, usar menos plásticos, disminuir gases tóxicos, sembrar cada vez que se tala un árbol, ser responsable con el consumo de energía usando bombillas de bajo consumo utilizándose cuando sean necesario, utilizar menos los vehículos, usar aparatos que funcionen con pilas solo cuando sea necesario, utilizar el lavavajillas y la lavadora a su capacidad máxima y cuidar el agua reduciendo su consumo.