Inicio Sin categoría ¡La espectacularización del crimen!

    ¡La espectacularización del crimen!

    183

    Tal vez el título del presente artículo llame la atención de quienes hacen uso correcto del idioma español, así también como las de escritores. Es posible que algunos(as) de ellos hasta hagan críticas correctivas del mismo; ya que el sentido etimológico de espectáculo es muy disímil al de crimen; Si así lo hicieren aceptaría con gusto, ya que, en honor a la verdad, no soy escritor, sino un simple «tecleador»; he ahí el nombre de ésta sección «Tecleando».

    Sin embargo, ya que me han concedido el honor de leer éste artículo debo explicar las razones por lo que hago un neologismo al fusionar las palabras espectáculo y crimen, para construir el título de «La espectacularización del crimen».

    Veamos: Espectáculo, suele ser «una función o diversión pública celebrada en un teatro, en un circo o en cualquier otro edificio o lugar en que se congrega la gente para presenciarla y a cualquier cosa que se ofrece a la vista o a la contemplación intelectual y es capaz de atraer la atención y mover el ánimo infundiéndole deleite, asombro, dolor u otros afectos más o menos vivos o nobles; mientras que «Crimen, es una acción de gran maldad o irresponsabilidad que tiene consecuencias graves».

    Como pueden observar, procuro destacar que cuando se hace del crimen un espectáculo se genera en la sociedad un sentimiento de aceptación, que sustrae la capacidad de asombro de los seres humanos y la convierte en morbo, activando de esa forma, el animal interno que a veces se expresa pragmáticamente con «el efecto contagio» al que alude Simón Freud (padre del psicoanálisis) a través de su tesis «El estado de la cuestión psicológica de las masas», imitando, inclusive, hasta el modus operandi del crimen que se espectaculariza.

    La espectacularización del crimen se tipifica cuando a través de los distintos medios de comunicación se dramatiza o se resalta tan novelescamente el hecho que hasta genera una admiración involuntaria a favor del autor del mismo, no obstante a lo abominable u horrible que pudiera ser.

    El espectacularizar esos hechos que abochornan a la humanidad tiene un objetivo, el de ganar rating: motivando el morbo y por consecuencia enamorar a los «mercadólogos» que le sugieran a sus clientes invertir en el medio o en el personaje que ha logrado acaparar la atención de la población para generar dinero e influencias.
    Podemos decir, que ese estilo de dar las noticias trágicas o dramáticas es el resultado de construir y aplicar el sensacionalismo como método para mercadearse.

    Ejemplos de espectacularización del crimen y sus consecuencias

    Ya vimos la descripción del tema que estamos tratando, ahora quiero compartir con ustedes algunos hechos recientes que consternaron y conmovieron a la población y que luego se suscitaron otros iguales, tal vez por la espectacularidad que le dieron al primero.

    Por ejemplo: El asesinato del cineasta Jean Luis Jorge guarda mucha similitud con los del periodista Víctor Gulías, el productor de televisión Micky Bretón y el comunicador Claudio Nasco. También el caso del 12 de octubre del 2012, cuando la prensa nacional publicó en sus primeras planas:»En Santo Domingo, en el Ensanche Luperón, un comerciante mata a su esposa e hiere a su suegra»; esa noticia generó muchas opiniones al respecto y pasaron las imágenes varias veces. Pues dos meses después, en Dajabón, el 24 de diciembre del 2013, un hombre mató a su esposa, a su suegra, a su cuñada y a su hija. Como se observa, en la última noticia, el homicida quiso ser más notorio que el primero, por eso, no sólo se conformó con matar a su esposa y a la suegra, sino que para agregarle más agresividad en razón a la espectacularidad con que narraron la noticia anterior, mató también a su cuñada y a su hija. He ahí el asunto del «efecto contagio de la espectacularización del crimen».

    En esta semana, la prensa internacional se hizo eco de una noticia que ha consternado al mundo, sobre todo a los periodistas; se trata del video que muestran los Yihadistas de ISIS del Estado Islámico, decapitando al periodista estadounidense James Foley. Es una de la imágenes más brutales que he visto en mi vida, sin embargo la vi, porque hasta yo fui motivado al morbo por algunos amigos y colegas comunicadores que han hecho de esa crueldad humana un tema «interesante». Inclusive, destacan que es, hasta el momento, el video con más «views», en YouTube.

    ¿Por qué ellos (los Yihadistas) publicaron ese video?, porque al igual que los narcotraficantes y el crimen organizado, su fortaleza descansa en el terror que infunden. Pero además, porque saben que mientras más cruel sea el crimen, más cobertura se le dará.

    La espectacularización del crimen es tan exitosa, que a pesar de las consecuencias negativas, hasta los políticos la están utilizando como herramienta de campaña, la sociedad la ha asimilado como un entretenimiento y éste humilde servidor escribe de ella para ustedes.

    ¡Hasta la próxima!

    Artículo anterior¿Qué tan separados viven blancos y negros en Estados Unidos?
    Artículo siguientePetición de Euclides a Leonel y Danilo
    Tu Derecho a Saber la plataforma de información interactiva.