Inicio Internacionales EE.UU. usa a Ecuador para hacer ‘lobby’ contra reconocimiento de Palestina como...

EE.UU. usa a Ecuador para hacer ‘lobby’ contra reconocimiento de Palestina como Estado en la ONU

11
EE.UU. se opone a la creación del Estado Palestino y está presionando a los miembros del Consejo de Seguridad para que rechacen dicha acción, en caso de que se ponga en consideración en esa instancia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
EE.UU. usa a Ecuador para hacer 'lobby' contra reconocimiento de Palestina como Estado en la ONU

Según cables diplomáticos filtrados, la canciller ecuatoriana, Gabriela Sommerfeld, ordenó al representante de Quito ante la ONU que presionara a Japón, Corea del Sur y Malta, para rechazar la propuesta.

EE.UU. se opone a la creación del Estado Palestino y está presionando a los miembros del Consejo de Seguridad para que rechacen dicha acción, en caso de que se ponga en consideración en esa instancia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La información surge de cables diplomáticos filtrados, a los que tuvo acceso The Intercept, en los que se revela, además, que Washington estaría usando a Ecuador, actual miembro no permanente del Consejo de Seguridad, para hacer ‘lobby’ y persuadir a otros países en contra del reconocimiento de Palestina como Estado, antes del debate abierto del consejo sobre Medio Oriente, programado para este jueves 18 de abril

Uno de los cables, con fecha del 13 de abril y enviado desde la Embajada de EE.UU. en Quito, da cuenta del acuerdo al que se llegó con la ministra de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador, Gabriela Sommerfeld.

Según el documento, en cooperación con EE.UU., Sommerfeld ordenó al representante de Ecuador ante la ONU, José De la Gasca, que presionara a Japón, la República de Corea y Malta, todos miembros rotativos del Consejo de Seguridad, para rechazar la propuesta de reconocer a Palestina como Estado. También se menciona incluso el ‘lobby’ con Francia, miembro permanente del organismo.

En el documento filtrado se evidencia que la canciller ecuatoriana estuvo de acuerdo en que «era importante que cualquier resolución propuesta no lograra los votos necesarios sin el veto de EE.UU.«.

La canciller de Ecuador, Gabriela Sommerfeld, en una rueda de prensa en Quito, 6 de abril de 2024Franklin Jacome / Agencia Press South / Gettyimages.ru

«Ecuador no querría aparecer aislado (solo con EE.UU.) en su rechazo a una resolución sobre ‘Palestina’ [particularmente en un momento en que la mayoría de los estados miembros de la ONU critican a Ecuador por su incursión del 5 de abril en la embajada de México en Quito]», dice el texto, citado por The Intercept.

Guillaume Long, quien fue canciller de Ecuador entre 2016 y 2017, comentó al citado medio que «esto realmente muestra hasta qué punto la administración [del presidente ecuatoriano Daniel] Noboa está en deuda con EE.UU.«.

«Es bastante impactante ver a EE.UU., que condenó el ataque de Ecuador a la embajada de México el 5 de abril y su violación del derecho internacional, aprovechando al máximo el aislamiento de Ecuador en el hemisferio para obligarlo a cumplir sus órdenes. Ecuador simplemente está comprando su salida de sus crímenes cometiendo más crímenes. Realmente impactante», enfatizó.

Long se refirió también al tema en su cuenta en X, donde señala que esto «expone el entreguismo —pero ya nivel ‘lamebotas’— del gobierno de Noboa».

Para Long, lo que la canciller Sommerfeld quiere decir cuando se refiere a procurar que cualquier resolución propuesta no logre los votos necesarios sin el veto de Washington, «es que es mejor que una mayoría de los 15 miembros del Consejo de Seguridad voten para rechazar el reconocimiento de Palestina, para que EE.UU. no tenga que recurrir a su veto y de esa manera no se exponga».

Otro cable

Hay un cable diplomático previo, con fecha del 12 de abril, del Departamento de Estado, que llama a persuadir a los miembros del Consejo de Seguridad para que rechacen cualquier propuesta de un Estado Palestino.

«Por lo tanto, les instamos a que no apoyen ninguna posible resolución del Consejo de Seguridad que recomiende la admisión de ‘Palestina’ como Estado miembro de la ONU, en caso de que dicha resolución se presente al Consejo de Seguridad para una decisión en los próximos días y semanas», se menciona.

En el documento se incluye la justificación de esa posición de Washington para oponerse a la votación, haciendo referencia al riesgo de enardecer las tensiones, una reacción política y, potencialmente, conducir a que el Congreso estadounidense recorte la financiación de la ONU.

«Las acciones prematuras en el Consejo de Seguridad de la ONU, incluso con las mejores intenciones, no lograrán ni la condición de Estado ni la autodeterminación del pueblo palestino. En cambio, tales iniciativas pondrán en peligro los esfuerzos de normalización y distanciarán aún más a las partes, aumentarán el riesgo de violencia sobre el terreno que podría cobrar vidas inocentes en ambas partes y arriesgarán el apoyo al nuevo gobierno reformista anunciado por el presidente [Mahmud] Abbas», dice el texto.

La actual posición de EE.UU. estaría en contradicción con la con la promesa de la administración Joe Biden de apoyar plenamente una solución de dos Estados.

En 2012, la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución que otorgaba a Palestina el estatus de Estado observador no miembro.