Inicio Internacionales Alabama busca la segunda ejecución con un controversial método de asfixia

Alabama busca la segunda ejecución con un controversial método de asfixia

13
Alabama busca la segunda ejecución con un controversial método de asfixia

Alabama busca ejecutar a un segundo recluso mediante la asfixia con gas nitrógeno puro, casi un mes después que el estado llevara a cabo la primera ejecución de EE.UU. utilizado este controvertido método con el reo Kenneth Eugene Smith.

El fiscal general del estado, Steve Marshall, solicitó este miércoles a la Corte Suprema estatal que fijara una fecha de ejecución para Alan Eugene Miller, de 59 años, culpable de asesinar a tres personas en su lugar de trabajo en 1999 en la ciudad de Birmingham.

«El estado de Alabama está preparado para llevar a cabo la ejecución de la sentencia de Miller mediante hipoxia de nitrógeno«, anunció la oficina del fiscal en un comunicado citado por AP, agregando que el reo lleva en el corredor de la muerte desde el año 2000 y qué es hora de llevar a cabo su sentencia.

Miller debía ser ejecutado el 22 de septiembre de 2022. No obstante, sobrevivió después de que los encargados de aplicar la inyección letal no pudieran encontrar la vena adecuada para suministrarle el cóctel letal de tres drogas por vía intravenosa.

Ejecución polémica

El asesino convicto Eugene Smith también sobrevivió a un intento de ejecución mediante inyección letal en noviembre de 2022. En aquel entonces, los encargados tampoco lograron encontrar dos vías intravenosas en el cuerpo del recluso. Sin embargo, pese a las protestas de los abogados, finalmente fue ejecutado el pasado 25 de enero con el método de asfixia con gas nitrógeno.

Periodistas que presenciaron el proceso aseguraron que el condenado pareció convulsionarse en su camilla durante varios minutos después de que le suministraran el gas a través de una mascarilla, dejando de respirar tras casi once minutos después del comienzo.

Desde la ONU señalaron que este método «podría equivaler a tortura u otros tratos o castigos crueles, inhumanos o degradantes, según el derecho internacional de los derechos humanos».