Inicio Internacionales Asesinan a tiros al candidato presidencial de Ecuador, Fernando Villavicencio

Asesinan a tiros al candidato presidencial de Ecuador, Fernando Villavicencio

39

EL PAIS.- El candidato a la presidencia de Ecuador Fernando Villavicencio fue asesinado a tiros la tarde de este miércoles tras participar en un acto de campaña en Quito.

El atentado se produjo a las 18.20 en el colegio Anderson de la capital del que salía el aspirante.

Villavicencio, al que la mayoría de las encuestas situaban en cuarta o quinta posición entre los ocho contrincantes que se disputarán la sucesión de Guillermo Lasso próximo 20 de agosto, se presentaba como un ariete contra la corrupción bajo el lema Es tiempo de valientes. Tras el mitin y justo antes de subir a su vehículo rodeado de escoltas, el candidato, de 59 años y periodista de profesión, fue alcanzado por las balas. Los sicarios descargaron al menos 40 disparos e hirieron a otras personas que le acompañaban y que han sido trasladas a diferentes casas de salud.

El presidente Guillermo Lasso dijo estar “indignado y consternado por el asesinato del candidato Fernando Villavicencio” y aseguró que “este crimen no va a quedar impune”. Además, convocó a un Gabinete de Seguridad en los próximos minutos en el Palacio de Carondelet en Quito, donde ha solicitado que acudan distintas autoridades, entre esas del Consejo Nacional Electoral, Diana Atamaint; a la Fiscal General del Estado, Diana Salazar; al Presidente de la Corte Nacional de Justicia, Iván Saquicela, y las Fuerzas Armadas para tratar este hecho que ha consternado al país. “El crimen organizado ha llegado muy lejos, pero les va a caer todo el peso de la ley”, dijo Lasso en Twitter, mientras en los exteriores del colegio Anderson, a pocos metros de la escena del crimen, la Policía Antibombas encontró un artefacto sospechoso que hicieron detonar de manera controlada. 

Antes de encabezar la candidatura Movimiento Construye, el político fue integrante de la Asamblea hasta su disolución y presidía la comisión de Fiscalización. Durante el juicio político contra Lasso, fue criticado porque esa comisión emitió un informe favorable al mandatario que no tuvo el apoyo entre los demás legisladores. El atentado se produce cuando faltan 11 días para las elecciones en un país asfixiado por una crisis sin precedentes. Durante la campaña han sido asesinados el alcalde de Manta, un puerto clave para el narcotráfico, y de Rider Sánchez, candidato a la Asamblea. Carlos Figueroa, amigo personal de Villavicencio, aseguró en un video difundido en redes sociales que el candidato murió tras ser alcanzado por los disparos, pese a que había sido trasladado a la Clínica de la Mujer, un centro médico cercano al sitio del tiroteo.

En una de las entrevistas que dio este 9 de agosto al medio Ecuavisa, Villavicencio había criticado el papel de las autoridades en el combate del crimen organizado. Afirmó que “la Policía sabe dónde están las guaridas de los delincuentes, de los narcotraficantes, de la minería ilegal, de los delincuentes de cuello blanco”, y prometió que una de las primeras cosas que haría en caso de llegar a la presidencia sería depurar a la fuerza pública. 

Luisa González, la candidata impulsada por el expresidente Rafael Correa que lidera los sondeos, suspendió su campaña y al igual que Lasso mostró su rotundo rechazo ante el atentado: “Con indignación recibo la terrible noticia del atentado que produjo el fallecimiento de Fernando Villavicencio, esto nos enluta a todos, mi abrazo solidario a toda su familia y coidearios. ¡Este vil acto no quedará en la impunidad!”, enfatizó.

Pedro Donoso, director de la consultora Icare, avanza en declaraciones a EL PAÍS que “hora habrá muchas especulaciones”. “Villavicencio era la representación del anticorreísmo y las hipótesis van a apuntar hacia ese lado”, reflexiona al calificar lo sucedido como “punto de inflexión en una campaña estancada, con candidatos sin identidad”. “La campaña no será la misma, más allá del candidato asesinado”, concluye.

“Un perfil de opinión indicó que el 14% de los ecuatorianos consideraban a Villavicencio como el candidato que impulsaría un Gobierno lo más parecido a Guillermo Lasso. Estaba instalada la idea en un sector de que era cercano al presidente. De hecho, su principal candidato a la Asamblea era un exministro de Interior de Lasso, Patricio Carrillo”.