Inicio Sin categoría Euclides: Los peledeístas no andábamos en chancletas

    Euclides: Los peledeístas no andábamos en chancletas

    306

    El historiador y dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Euclides Gutiérrez Félix, reveló que él era el favorito del presidente Joaquín Balaguer como candidato presidencial del Frente Patriótico que en 1996 derrotó al líder perredeísta José Francisco Peña Gómez.

    Explicó que por su buena amistad con el caudillo del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) fue la vía principal de entendimiento entre reformistas y peledeístas y dijo que Balaguer ni siquiera conocía a Leonel Fernández, que fue el triunfante candidato presidencial de la alianza PLD-PRSC.

    «Balaguer me mandó con Quique Antún (era secretario político del PRSC) RD$300, 000 y con Eduardo Estrella (era dirigente reformista) RD$300,000 también, porque yo era su candidato, pero a mí los yanquis (el gobierno norteamericano) no me aceptaban. Dijeron que no, que bajo ningún concepto yo podía ser el candidato presidencial», añadió el abogado.

    Manifestó que los dirigentes del PLD, Temístocles Montás y el hoy presidente Danilo Medina querían que el acuerdo lo leyera Leonel, pero Balaguer se opuso tajantemente y sugirió que fuese Euclides «porque en su voz es que era un acuerdo nacional. Eso tú lo puedes poner así». «Fui yo el que hice la reunión con Balaguer. Mienten los que dicen que fue Miguel Cocco. Al que acusaban en el PLD de balaguerista y trujillista es a mí. Balaguer me mandó a buscar y me dijo que no conocía a Leonel, que no sabía quién era Leonel.

    Digo: Él es un hombre serio y joven que tiene condiciones políticas…», reveló. Señaló también que sugirió que para el acuerdo de la reforma constitucional de 1994 se colocara el 50% más uno como requisito para ganar las elecciones presidenciales en primera vuelta. «Yo les dije pónganlo así porque Peña no lee las cosas. Y lo firmó», expresó. Los dirigentes del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) se quejan que a Peña lo engañaron por lo difícil que es ganar en primera vuelta unas elecciones con ese por ciento.

    Nuevo libro

    En un encuentro con periodistas, Gutiérrez Félix denunció que muchos de los ataques en contra suya «de lo Andrés L. Mateo y otros (escritores) es porque sus libros no se venden y los míos sí». Citó que en una primera etapa y en un tiempo breve la obra de su autoría «Trujillo: Un monarca sin corona» vendió más de 1,500 ejemplares en España. Sobre este libro está preparando una nueva edición.

    Algunos reporteros manifestaron la queja de que los libros de Euclides son muy caros. El historiador explicó que eso se debe a las editoras y la calidad de la impresión, pero que planea hacer ediciones económicas para que estudiantes y el público en general los puedan comprar.

    Anunció que ya tiene listo para publicar una biografía ampliada de Juan Bosch y la obra «Escuela militar dominicana y Máximo Gómez. Es la historia militar del pueblo dominicano». Reveló que el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, está encantado con la nueva obra sobre el libertador cubano y lo invitó a que vaya a Cuba a poner el libro en circulación. Uno de los elementos que contiene el libro sobre Gómez es un artículo de Gutiérrez Félix sobre la «Cimarronada en Santo Domingo» y que ha sido publicado en al menos ocho idiomas.

    Según él, una de las diferencias entre Bosch y Peña es que este último era políticamente atrasado. «Cuando Bosch regresa al país se llevó una impresión muy negativa. Peña Gómez se había quedado allá atrás en los años 60 hablando de democracia representativa», indicó.

    Sostiene que todo el que habla de Peña Gómez no lo conoció bien ni fue su amigo, ya que todos los amigos del líder perredeísta eran del «viejo PRD» y se han muerto casi todos. Reveló que el profesor Bosch tenía a Peña como su hijo y lo envió a estudiar a Europa y le entregó una lista de los libros que debía leer. «Y no leyó ninguno, el pobre». Peña era un hombre bueno, con condiciones políticas, orador de trinchera, de multitudes, pero sin ningún tipo de prudencia ni de discreción; lo hablaba todo», dijo.

    Agregó que era tan desorganizado que andaba con el dinero que recaudaba el partido en los bolsillos y lo regalaba la gente.

    El padre de Guido

    En relación con el padre del dirigente del PRD, Guido Gómez Mazara, Maximiliano Gómez, afirma que «no fue lo que dicen que fue, todo eso es mentira». Se refiere a que no era un obrero sino un estudiante de segundo año de derecho, «un bajo pequeño burgués de San Pedro de Macorís metido a marxista-leninista».

    Sobre el diputado Hugo Tolentino Dipp, expresó que prefiere no pronunciar su nombre y criticó a la periodista Ángela Peña, a la que acusó de fabular o mentir sobre «la supuesta grandeza» de Tolentino Dipp. «Ángela Peña escribió que él (Tolentinos) es el líder más grande de la política dominicana: Cinco publicaciones hizo de Hugo llenas de mentiras todas», sentenció.

    Recuerda que en el proceso de reorganización del PRD Bosch pronunció un discurso porque ya había elaborado su tesis de la «La Dictadura con Respaldo Popular», saludando las medidas que el presidente Velazco Alvarado estaba tomando en Perú. Este gobernante tomó como referencia el planteamiento de una Dictadura con Respaldo Popular.

    Explica que Alvarado fue un oficial del ejército peruano que el gobierno estadounidense puso a estudiar marxismo para combatir a los marxistas- leninistas «y terminó siendo marxista; fueron de los fracasos de los yanquis en América del Sur». Recuerda que un grupo de empresarios pidió al presidente Balaguer que deportara del país al profesor

    Bosch debido a que había anunciado su apoyo a las medidas del gobierno de Alvarado.

    «Don Juan me preguntó que qué podíamos hacer. Le sugerí que íbamos a hacer un documento de profesionales apoyándolo a él. El documento de profesionales universitarios lo firmaron 380… Yo redacté el documento y lo publicamos, eso me dio mucha autoridad con don Juan, quien estaba muy feliz», subrayó.

    En la cola de un motor

    Sobre la frase de la oposición de que los peledeístas llegaron al gobierno en «chancletas y andan en jeepetas», dijo que eso es una «pendejada, un disparate» porque el PLD fue conformado por profesionales pequeños burgueses que no andaban en la cola de un motor. «Yo no sabía que Rafael Kasse-Acta, Rafelito Alburquerque, Blanco Fernández, Franklin Almeyda andaban en la cola de un motor. Eran profesionales todos, profesores universitarios», anotó.

    Para Gutiérrez Félix, el PLD es el partido más importante de la historia dominicana y piensa que se mantendrá muchos años en el poder si sus compañeros, «de arriba y de abajo», no se vuelven locos. Apuntó que esta organización tiene unas sólidas bases organizativas idénticas, pero más modernas que el Partido Dominicano, que fue el soporte para que el dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina gobernara por más de 30 años. «Somos el partido más importante que ha tenido el país. Más importante que el Partido Dominicano de Trujillo, que era un partido moderno. Nosotros copiamos del Partido Dominicano. Copiamos el tener un local en cada municipio y localidad del país. Trujillo tenía un local en todas partes y los jefes del partido en los campos eran los alcaldes», recalcó.

    Criticó que mucha gente que ignora las cosas buenas y los programas de asistencia social del Partido Dominicano «viven hablando disparates».

    «Recogía dinero, daba becas, tenía hospitales. Financió la carrera universitaria a más 300 jóvenes dominicanos. Yo tengo la lista. Después andaban privando en antitrujillistas y vaina. Les daban 60 pesos mensuales a los jóvenes que el partido les daba las becas para estudiar en la universidad.

    Era un dineral, un maestro ganaba 30 pesos y un guardia 25 pesos», puntualizó.

    Artículo anteriorFAO dice subirán precios carne, lácteos y pescado
    Artículo siguiente“Aunque la mona se vista se vista de seda, mona se queda”
    Tu Derecho a Saber la plataforma de información interactiva.