Inicio Usted tiene derecho a saber Economía de Brasil: ¿ganadora o perdedora del Mundial?

Economía de Brasil: ¿ganadora o perdedora del Mundial?

276
Economía de Brasil: ¿ganadora o perdedora del Mundial?

El fantasma del 7 a 1 contra Alemania perseguirá durante mucho tiempo a los brasileños, pero el Mundial no será solo este mal recuerdo: también tendrá un beneficio económico para el país, que algunos ponen en duda.

¿Será la resaca económica mayor que la futbolística o, por el contrario, serán los beneficios a largo plazo un consuelo para una derrota apabullante?

Según la aseguradora Euler Hermes la Copa del Mundo añadirá un 0,2% al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) brasileño y un 0,5% al de la inflación.

«Las modestas ganancias que tiene para el PIB (Producto Bruto Interno) están neutralizadas por la presión inflacionaria. Productos importados necesarios para la infraestructura como vidrio, plástico y cemento salieron más caros por el proteccionismo económico brasileño. Lo mismo sucedió con televisores y otros productos de consumo masivo», le dijo a la BBC Mundo Ludovric Subran, economista jefe de la firma aseguradora Euler Hermes.

En cambio, la consultora internacional Ernst and Young, predice un impacto económico que multiplicará por cinco la inversión realizada.

«Nuestro cálculo es que habrá un efecto cascada en toda la economía brasileña. A la inversión en infraestructura que comenzó en 2010 y continuará después de la Copa del Mundo hay que añadir el impacto en el consumo, la recaudación impositiva y los negocios que se hacen y se harán gracias al Mundial», le indicó a BBC Mundo el director de mercados estratégicos de Ernst & Young Marcos Nicolas.

Inversión en infraestructura

Cuando Brasil fue seleccionada sede en 2007, presentó un informe a la Federación Internacional del Fútbol, la FIFA, en el que calculó un gasto de US$1.100 millones en infraestructura deportiva.

Sólo en este rubro la suma gastada en 12 estadios se disparó a US$3.300 millones. El total del gasto de la Copa del Mundo trepó a más de US$11.000 millones, el más alto de la historia.

En Sudáfrica 2010 se gastaron US$6.000 millones; en Alemania, sede del Mundial de 2006, unos US$2.000 millones; en Francia 98 y Estados Unidos 94, menos de US$1.000 millones.

Con ocho años de distancia del evento, el Instituto Alemán de Investigación Económica de Berlín (DIW, por sus siglas en alemán) cree que el impacto económico de la Copa del Mundo de 2006 (y el de Brasil ahora) fue nulo.

El turismo y la actividad económica

La estimación oficial es que unos 600.000 extranjeros vinieron a Brasil para el Mundial. A esto se suma el turismo interno de alrededor de 1,3 millones de brasileños que fueron a las distintas sedes a seguir los partidos.

Según le indicó a BBC Mundo Claudia Sanz, de la Oficina de Turismo de Brasil, el gasto estimado total fue de 6.690.000.000 reales: aproximadamente la mitad en dólares, poco más de US$3.000 millones.

Este gasto se concentró en hoteles, alquiler de apartamentos y autos, transportes, bares, pubs, restaurantes y discotecas.
Los bares fueron grandes ganadores de la Copa del Mundo.

«Antes del evento estábamos preocupados porque por la cobertura mediática parecía que los estadios se iban a caer y correría sangre por las calles. Nada de eso sucedió y en los bares tuvimos un aumento de la actividad de 30%, comparable a lo que pasa a fin de año», señaló Percival Maricato, de la Asociación Brasileña de Bares y Restaurantes.

El cálculo es que facturará unos 12.000 millones de reales (US$ 5,4 mil millones), tres mil millones más que en el mismo mes el año pasado. BBCmundo

Artículo anteriorEuclides: Los peledeístas no andábamos en chancletas
Artículo siguiente¿Nos parecemos genéticamente a nuestros amigos?
Tu Derecho a Saber la plataforma de información interactiva.