Inicio Usted tiene derecho a saber Miércoles de Ceniza: qué es y qué significa este día

Miércoles de Ceniza: qué es y qué significa este día

23
Miércoles de Ceniza: qué es y qué significa este día

Hoy, 14 de febrero, es Miércoles de Ceniza. Se trata de una celebración litúrgica cuya fecha va cambiando cada año, aunque siempre se sitúa entre el 4 de febrero y el 10 de marzo.

El Miércoles de Ceniza marca el inicio de la Cuaresma, la cuenta atrás para el inicio de la Semana Santa. O lo que es lo mismo, los 40 días previos (sin contar los domingos) a la resurrección de Jesús.

Origen del miércoles de ceniza

El génesis del Miércoles de Ceniza se sitúa en el siglo II, cuando los cristianos empezaron a prepararse para la Pascua con dos días de ayuno y penitencia, procedimiento que fue extendiéndose a toda la Semana Santa hasta que, en el año 325 (Concilio de Nicea), ya se estableció en 40 días.

Dicha cifra tiene un significado especial para el cristianismo, coincidiendo con los 40 días que Jesús pasó en el desierto, los 40 años en el desierto del pueblo de Israel o los 40 días de ayuno de Moisés en el Sinaí y de Elías en el Horeb.

Como recuerdan desde el Vaticano, al principio, la Cuaresma comenzaba seis domingos antes de la Pascua; pero como los domingos no se ayunaba, en el siglo V se procedió a separar el Jueves y el Viernes Santo del Triduo Pascual para contarlos como Cuaresma.

Más tarde, la Cuaresma se adelantó cuatro días, llegando así al actual Miércoles de Ceniza.

Ayuno y abstinencia

Según la costumbre antigua, en ese día de ayuno y abstinencia los fieles se acercan al altar antes de la misa para que el sacerdote les marque la señal de la cruz en sus frentes con cenizas, obtenidas tras la quema de los restos de las palmas bendecidas el Domingo de Ramos del año anterior.

Después de que su pulgar haya marcado cada frente, el sacerdote entona: «Recuerda, hombre, que polvo eres y al polvo volverás«. Memento, homo, quia pulvis es, et in pulverem reverteris, un recuerdo sobre la mortalidad en la vida terrenal. «Conviértete y cree en el Evangelio», es otra fórmula que puede emplear el celebrante. Y es que el signo se reconoce que el hombre es nada sin el auxilio de Dios.

Siempre que la salud lo permita, el ayuno es obligatorio para los cristianos de entre 18 y 59 años.

Entre las 6:00 y las 18:00 horas sólo se puede beber aguacomer de forma ligera, evitando una de las comidas. Asimismo, durante la Cuaresma queda prohibido el consumo de carne roja en mayores de 14 años.