Inicio Sin categoría Crónica de una entrevista con Sergio Vargas

    Crónica de una entrevista con Sergio Vargas

    260

     En el encuentro entre el merenguero y ex diputado Sergio Vargas con los jóvenes peledeístas en la Casa Nacional de ese partido nadie se aburrió. Hizo chistes (dijo que el apodo de un diputado es ladrón), dio pela de lengua, ofreció consejos a los jóvenes y recomendó la lectura de libros. Cantó a “capela” y acompañado de un guitarrista al que llamaba “El Pollo”. Todo era Pollo esto y Pollo aquello… “Pollo, tú sí lloraste, cuando la mujer te botó”, decía. Acusó al diputado Orlando Espinosa de usurpador, es decir, que está supuestamente ocupando la curul que corresponde a Sergio Pascual Vargas Parra (El Congreso pone los nombres reales a los sillones de los legisladores). Concluyó el conversatorio a las ocho de la noche explicando por qué no se puede irrespetar a Leonel Fernández y por qué debe ser el candidato presidencial. Denunció que si el profesor Bosch tuviese vivo muchos dirigentes con nombres sonoros no entraran al Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

    Llegó a las siete de la noche con el coordinador de la juventud del PLD, Franklin Rodríguez. Al realizar un recorrido por las instalaciones del local del PLD, estaba nostálgico, a punto de llorar. Explicó que el motivo de su tristeza es que hacía más de 25 años había estado en ese mismo lugar, pero “como estaba en olla”, junto a un grupo de “compañeritos” de Villa Altagracia, tuvo que caminar a pie desde el kilómetro 9 de la autopista Duarte hasta la sede del partido en la avenida Independencia. “Pero me fui al bollo con la pobreza y le gané: Pasé de la nada a la fama y de la pobreza a la riqueza”, agregó. Sostiene que su difunto abuelo, “Barrabás”, decía que la meta de todo el mundo es ganarle la batalla a la pobreza. Indica que cuando un marido no deja el sustento del hogar pierde la moral, sus hijos no lo respetan y la esposa no se acuesta con él. Sin embargo, advierte sobre la riqueza mal habida y remachó que “la riqueza sin dignidad es involucionar: La credibilidad es más importante que todo el dinero del mundo”.

    Rememora que Juan Bosch, fundador del PLD, educó a su generación con el lema de “¡Servir al partido para servir al pueblo!”; y la competencia era el que leyera más libros y fuese más honesto. “El primer libro que leí fue Ernesto Cardenal en Cuba y el último que estoy leyendo es Caín de José Saramago. La competencia era echarse vaina con los conocimientos. Ahora la competencia (en el PLD) es el que tenga más dinero y los carros más lujosos”, apuntó. Recuerda que antes los peledeístas andaban detrás de la cabeza de sus opositores, los perredeístas y reformistas, pero ahora se ha desatado una competencia tan desleal que “los propios compañeros se arrancan la cabeza entre ellos”.

    Chulo y ladrón

    Vargas relata que de su estadía en el Congreso tiene la amarga experiencia del descrédito de los congresistas. “El mote del artista es chulo y el mote del diputado es ladrón: Tengo la doble condición de chulo-ladrón. Me encerraba en mi casa muy apenado, pero Dios es el abogado de los inocentes”, expresó. Expuso que la dirección del PLD lo buscó para que fuera candidato a diputado por su trabajo social de más de 30 años. “No buscaron mi primo el desdentado, me buscaron a mí por mi prestigio de artista y trabajo comunitario”, añade.

    Planteó que la relación más hipócrita se da entre los legisladores con los activistas y votantes. “¿Qué moral tiene un ciudadano para reclamar a un funcionario la solución de un problema si vendió su voto? ¿Qué sociedad se moderniza si la gente para votar en las elecciones hay que darle romo y cuarto?”.

    Le pidieron un mensaje por el Día de las Madres y proclamó lo siguiente: “A las mujeres que le pidan a Dios que no les mande un hombre ni arrancado ni abusador. Y si les manda un hombre abusador, que tenga un yate y una villa en La Romana”. Para señalar que el presidente Danilo Medina está haciendo una buena gestión de gobierno, Vargas expresó: “Los sureños tienen fama de hambrientos, pero Medina anda dando todos los fines de semana”.

    Cuando los jóvenes le inquirieron sobre por qué no se reeligió como legislador, denunció que presuntamente ganó la diputación, pero le hicieron fraude. Anunció que está escribiendo sus memorias y que revelará como se orquestó el fraude. “La gente de Villa votó por mí, me hicieron fraude y el PLD no me defendió. Hay un usurpador que se llama Orlando Espinosa. Lo denunciaré y que me demanden, como las demandas están de moda. Me hizo fraude Frank Matos, que era director del CEA, que les pagaba 20,000 y 50,000 a los activistas míos”, dijo el popular artista nativo de Villa Altagracia.

    Al preguntársele sobre el precandidato presidencial peledeísta que apoya, dijo que respeta a todos los aspirantes, pero que si se conspira contra el ex presidente Fernández al PLD le cantarán la canción suya “¡Ni tú ni yo!…”. Al final del diálogo con los jóvenes, cuando se iba del lugar, repitió que el que irrespete al líder y atente en contra de que sea el candidato presidencial para el 2016 le entonarán el merengue de su autoría “¡Le va a doler!…”.

    Artículo anteriorPablo Escobar, el capo que estremeció la Revolución Cubana
    Artículo siguienteLas leyes laborales más raras del mundo
    Tu Derecho a Saber la plataforma de información interactiva.