Inicio Sin categoría El racismo sigue presente en el deporte

    El racismo sigue presente en el deporte

    183

    Los comentarios racistas hechos por el dueño de los Angeles Clippers, Donald Sterling, que le costaron una sanción de por vida de la NBA, dejan una clara señal de que el racismo sigue presente en el deporte mundial.

    Las ligas de fútbol profesionales de Italia, Inglaterra y Estados Unidos apenas en el 2013 tuvieron que tomar medidas en este sentido, y en febrero de ese mismo año, el brasileño Tinga, mediocampista del Cruzeiro, denunció ofensas por su color de piel en un juego de la Copa Libertadores.

    A su paso por la Liga Española rn los años 90, el colombiano Freddy Rincón acusó al Real Madrid de maltratar a los jugadores de color.

    Otros deportes como el Béisbol, Boxeo y Golf han tenido en algún momento que tomar medidas disciplinarias en ese sentido.

    Volviendo a Sterling, según difundió el sitio web TMZ, en una discusión el 9 de abril, el magnate de 80 años critica a su novia, V. Stiviano, una joven de 22 años y ascendencia latina, por publicar en Instagram una foto con el ex astro Earvin ‘Magic’ Johnson.

    Sterling pidió a Stiviano que no llevara personas de color a su estadio.

    Esto provocó el rechazo total de muchos jugadores y la retirada de varios patrocinadores de su equipo, para concluir con la sanción de por vida y una multa de 2.5 millones de dólares por parte de la NBA y su comisionado Adam Silver.

    La medida es catalogada como correcta por muchas personalidades y seguidores del deporte mundial, incluido al presidente de los Estados Unidos Barack Obama.

    Particularmente creemos que la NBA tomó una decisión acertada, para mandar una clara señal y que esto no se vuelva a repetir en ningún sector de la sociedad de los Estados Unidos.

    Artículo anteriorLo que come la mujer antes del embarazo afecta el ADN del bebé
    Artículo siguienteVaticano no asume responsabilidad penal por abusos a menores
    Tu Derecho a Saber la plataforma de información interactiva.