Inicio Sin categoría El muro RD-Haití y el simplismo

    El muro RD-Haití y el simplismo

    158

    He visto el revuelo que ha causado la propuesta de construir un muro en la frontera de República Dominicana-Haití, autoría del nuevo legislador dominicano, Vinicio Castillo Séman; a esa propuesta se han adherido muchos, que enamorados por un sentimiento «patriótico» han hecho suya la misma; a tal punto que la defienden «a capa y espada».

    Sin embargo, soy de los que opinan que la construcción de un muro en la frontera no resolverá el problema de la migración haitiana hacia la Rep. Dom.; al contrario creo que lo que generaría es un especie de acomodamiento, que a su vez generará una tendencia a permanecer en un estado de total confianza y seguridad, en el cual nos sentimos bien, todo es agradable, no hay que hacer esfuerzo alguno, todo es cálido y acogedor. Eso, naturalmente, incentivaría un caldo de cultivo para acciones corruptas y antipatrióticas. Por eso, humildemente, he querido denominar dicha propuesta como un parto del simplismo.

    ¿Qué es el simplismo? es la tendencia a ver las cosas más simples de lo que son en sí. Puede ser voluntaria o involuntaria, aunque por lo común es de esta última clase.

    El simplista procede a ver sólo lo común de los objetos o representaciones y aun a veces lo que sólo interesa a su particular punto de vista. Efecto de esta ilusión intelectual deja de percibir notas importantes en la realidad que le darían una visión distinta y en todo caso íntegra de las cosas.

    «El simplismo» es un vicio muy corriente entre los historiadores y políticos. Es frecuente ver en una época una dirección unilateral o en un autor una preocupación única que deliberadamente excluye todo aquello que no interesa a su concepción de la historia o a sus intereses particulares.

    La visión histórica de los problemas ha de fundarse siempre en los hechos tal como se han dado en el tiempo y en los diferentes medios de cultura. El simplismo da una visión incompleta de la realidad histórica y, por lo tanto, falsa y solo cómoda para favorecer el espíritu de aquellos que no les interesa una solución viable y concreta, pues persiguen una «salida» fácil a un problema complejo que amerita un mayor esfuerzo intelectual, económico y social.

    La situación migratoria entre RD. y Haití debe circunscribirse en el concepto institución que se sustenta en las normas legales dentro del orden soberano de ambos países. Por eso soy de opinión de que lo del muro es un parto del simplismo.

    Artículo anteriorEl jonrón de Vinicito
    Artículo siguienteTrucos de los carteristas para engañar a nuestra mente
    Tu Derecho a Saber la plataforma de información interactiva.