Inicio Internacionales Cada vez más asistentes rodean a Biden para desviar la atención de...

Cada vez más asistentes rodean a Biden para desviar la atención de su extraño andar

5
A fines de abril, Axios reportó que Joe Biden camina desde la Casa Blanca hasta el helicóptero presidencial rodeado de asistentes para que su manera de andar, producto de su avanzada edad, no llame la atención entre los medios de comunicación que cubren ese momento. Desde entonces, el número de colaboradores pareciera estar aumentando.
Cada vez más asistentes rodean a Biden para desviar la atención de su extraño andar

A fines de abril, Axios reportó que Joe Biden camina desde la Casa Blanca hasta el helicóptero presidencial rodeado de asistentes para que su manera de andar, producto de su avanzada edad, no llame la atención entre los medios de comunicación que cubren ese momento. Desde entonces, el número de colaboradores pareciera estar aumentando.

En un video compartido recientemente en las redes sociales se puede ver a al menos diez personas rodeando al mandatario mientras caminaban rumbo al helicóptero Marine One, incluida la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre. Las imágenes corresponden al 29 de mayo, cuando Biden se dirigía a la ciudad de Filadelfia a un acto de campaña con su séquito.

El mandatario estadounidense habría sido el que sugirió tal ‘truco’. «Hace semanas, el presidente mencionó a sus asistentes que preferiría un enfoque menos formal y dijo que simplemente deberían caminar con él», afirmó un asistente de la Casa Blanca al tabloide Daily Mail. Previamente, las caminatas las solía hacer solo, lo que ponía en el foco de la prensa su manera de caminar.

El equipo médico de la Casa Blanca explicó previamente que el caminar rígido era el resultado de una neuropatía periférica, artritis en la espalda y en los pies producto de una fractura sufrida en 2020. Para que su andar parezca más ligero y para reducir el riesgo de caídas, Biden ha empezado a llevar zapatos deportivos.

Biden, de 81 años, es el presidente de mayor edad en la historia del país norteamericano. A menudo se ve envuelto en situaciones incómodas, al confundirse en eventos públicos y protagonizar numerosos tropiezos y caídas, lo que ha generado dudas entre la población sobre su capacidad para cumplir sus funciones. En noviembre del año pasado, un exmédico de la Casa Blanca afirmó que las capacidades cognitivas del mandatario se están deteriorando rápidamente.