Inicio Deportes Juan Soto, Aaron Judge y Giancarlo Stanton tres Grandes que dominan en...

Juan Soto, Aaron Judge y Giancarlo Stanton tres Grandes que dominan en velocidad del bate

5
Juan Soto, Aaron Judge y Giancarlo Stanton tres Grandes de los Yankees que dominan en velocidad del bate
Juan Soto, Aaron Judge y Giancarlo Stanton tres Grandes de los Yankees que dominan en velocidad del bate

MLB.- Hay un Gran Trío en los nuevos lideratos de métricas de swings de Statcast, y son los tres grandes Bombarderos del Bronx: Giancarlo Stanton, Aaron Judge y el dominicano Juan Soto.

Stanton, Judge y Soto tienen los tres una velocidad del bate élite. En ese sentido, son iguales. Son el único trío de compañeros de equipo en el Top 10 de MLB en el 2024: Stanton en el puesto número 1, Judge en el 7 y Soto en el 10.

Pero estas estrellas de los Yankees tienen todos swings muy diferentes. Y eso es lo que hace tan interesante su yuxtaposición en los rankings de velocidad del bate. Los bates de los tres vuelan a través de la zona, pero no hay dos trayectorias de swing iguales.

“Nuestros swings son rápidos”, le dijo Soto a MLB.com. “Pero diría que es simplemente una manera diferente. Al final del día, solo intentas darle a la pelota en el mismo punto, en el mismo momento: El momento adecuado, el swing adecuado”.

Lo único que es igual es la velocidad del bate – y los resultados – cuando Stanton, Judge y Soto golpean la pelota con la maceta: jonrones inmensos. Como el bambinazo de 119.9 mph de Stanton, el más fuerte de la temporada 2024; o el cañonazo de 473 pies de Judge, que está empatado como el más largo de este año; o el vuelacercas de 440 pies de Soto a la banda contraria en el Yankee Stadium.

Aquí te explicamos cómo Stanton, Judge y Soto, tres de los bateadores más peligrosos del juego, aprovechan al máximo esa velocidad élite para mover al bate, pero cada uno a su mano.

Juan Soto: Lo mejor de los dos mundos

Y luego está Soto – el ejemplo perfecto de cómo aprovechar al máximo la velocidad en el bate. La velocidad del bate del dominicano es un poco menor a la de Stanton y Judge – sigue estando entre los mejores 10 de las Mayores, claro – pero la manera en la que le da a la bola es lo que lo separa del resto.

Soto está en su propia liga en cuanto a juntar la velocidad del bate con contacto en el punto clave y producir macetazos. Miren el gráfico que está arriba, con la velocidad del swing en la línea X y la tasa de contacto ideal en la Y. Todos quieren estar en el cuadrante de arriba a la derecha – y Solo está bien por delante de otros jugadores brillantes como Ohtani, Contreras, Witt y el cubano Yordan Álvarez.

“Mi swing es… tratar de estar por encima de la bola. Trato de estar encima y a tiempo”, explicó Soto. “Esa es mi mentalidad. Así lo describo: ‘Un swing que tiene que ser rápido, largo y en la zona. Rápido, largo, en la zona y por delante de la bola’. Eso es lo principal”.

Casi el 40% de los swings de Soto resultan en contacto ideal, que significa que está cerca de la velocidad de salida máxima que su bate puede producir. Y porque la velocidad de su bate es de las mejores en el béisbol, esos swings ideales suelen traducirse en estallidos.

“Tienes que encontrar el camino hacia la zona”, dijo Soto. “Tienes que encontrar la manera. Intentar encontrar un recorrido con el que no hagas un swing más largo de lo necesario e igual puedas hacer uno relajado y hacer buen contacto. Eso es lo que necesito para tener el swing más rápido, y que me ayuda a ser más preciso”.

De hecho, es Soto, y no Stanton ni Judge, quien tiene la mayor cantidad de estallidos en los Yankees, siendo el segundo de todo el béisbol, únicamente superado por Contreras (tasa de 23.6%).

Más estallidos en el 2024

William Contreras: 58
Juan Soto: 50
Shohei Ohtani / Bobby Witt Jr.: 46
Salvador Pérez: 45
Aaron Judge: 44

Estallidos: Combinación de swings rápido y contacto ideal

Cuando Soto le da a la bola, sueles ver números como 113.4 mph y 440 pies con un jonrón. Pero Soto no es tan conocido por sus cuadrangulares, como Judge y Stanton.

La velocidad en su swing es tan valiosa porque lo ayuda a sentar las bases para una de las habilidades que lo convierten en el que quizás sea el bateador más completo del béisbol: La manera en la que batalla cada turno, con su disciplina en el plato.

Es ahí en donde ves su velocidad con el bate. Genera una velocidad con su swing con uno más compacto que el de Stanton o Judge. La longitud promedio de su swing es de 7.3 pies; casi un pie más corto que sus compañeros.

“Al final del día, la velocidad con el bate te va a ayudar a darle a más pitcheos y a reaccionar un poco más tarde, teniendo así más tiempo para ver los pitcheos antes de que lleguen al plato”, señaló Soto. “No preocuparse tanto por la bola. Puedes esperar un poco más antes de tomar la decisión”.

Y cuando Soto abre su mecánica en el plato, cuando está con dos strikes, puede seguir manteniendo la velocidad de su bate. Promedia 74.9 mph en situaciones de dos strikes, haciendo contacto ideal en el 40% de las veces, logrando estallidos con una tasa de 21.4%. Esos números son los mejores en las Mayores.

“Trato de mantener la misma mentalidad: No quiero regalar un swing”, explicó. “Cada vez que hago uno, trato de hacer daño. Eso es lo que me ayuda a mantener la misma velocidad con el swing, incluso cuando estoy en dos strikes”.

Esa es la razón por la cual Soto es el segundo bate perfecto en la alineación de los Yankees, con Judge y Stanton ubicándose por detrás de él, tres de los bates más rápidos del béisbol en un mismo lineup, con tres swings únicos, que pueden destruir la bola.

Giancarlo Stanton: El rey del swing rápido

Stanton sobresale con respecto al resto cuando se trata de la velocidad del bate. Es el único bateador con una velocidad promedio de swing superior a 80 mph. Su velocidad de 80.6 mph es casi 9 mph más rápida que la velocidad promedio de un swing en MLB, que es de 72 mph, y casi 6 mph más rápida que el umbral de “swing rápido” de Statcast, que es de 75 mph, el punto en el que los bateadores realmente comienzan a causar daño si conectan la pelota correctamente.

Es por eso que cuando Stanton le pega a la bola produce batazos inigualables. Conectó los dos jonrones más fuertes de la temporada 2024 en días consecutivos, alcanzando velocidades de salida de 119.9 mph y 118.8 mph ante los Astros en el Yankee Stadium la semana pasada.

Pero también tiene uno de los swings más largos de todo el béisbol. La longitud promedio del swing de Stanton – 8.4 pies desde el inicio del swing hasta el punto de contacto – es la segunda más larga solo detrás de los 8.7 pies del puertorriqueño Javier Báez esta temporada, y más de un pie más larga que el swing promedio de MLB (7.3 pies).

El 98% de los swings competitivos de Stanton esta temporada han calificado como swings rápidos. Los siguientes bateadores más cercanos, Kyle Schwarber y el dominicano Oneil Cruz, solo alcanzan esa marca de 75 mph el 74% del tiempo. Y 121 de los 199 swings competitivos de Stanton han sido de 80 mph o más rápido, casi el doble que cualquier otro slugger.

Más swings de 80 mph o más, 2024

Giancarlo Stanton: 121
Oneil Cruz: 66
Matt Chapman: 56
Kyle Schwarber: 45
Ronald Acuña Jr. 42

Aaron Judge: Un swing diseñado para causar daño

Judge es tan grande y fuerte como Stanton, pero incluso la superestrella de 6 pies y 7 pulgadas no genera la misma velocidad extrema del bate en cada swing. La cosa es que Judge no la necesita.

Judge igual tiene una velocidad del swing de primera categoría, con un promedio de 76.5 mph este año, pero con un plano de swing más perfectamente diseñado para producir poder, diseñado para llevar la maceta hacia arriba y hacia la zona de strike lo más rápido posible y golpear la pelota hacia el aire. Eso es lo que convirtió a Judge en un bateador de jonrones élite.

“Dejé de intentar darle a la pelota lo más fuerte posible y traté de enfocarme en ser rápido, en ser simple”, explicó Judge. “Antes pensaba que hacer swing hacia abajo era lo más rápido. Pero en realidad, cuando trabajas detrás de la pelota, llegas a la zona de strike más rápido.

“Eso te da más margen de error. Así que te preparas para 95 mph, pero si te lanzan 97 mph, aún estás en la zona y tienes la oportunidad de hacer contacto. Pero si eres un poco más directo y haces swing tan fuerte como puedas, tu margen de error no es tan grande”.

Y un cañonazo de Judge puede ser igual de dramático que uno de Stanton – el jonrón de 473 pies por encima del Parque de los Monumentos en el Bronx tuvo una velocidad del bate de 79.4 mph y un longitud del swing de 8.1 pies; no tan extremo como el Stanton, pero suficiente para empatar con Mike Trout por el cuadrangular más largo del año.

De los 10 jonrones de Judge este año, “sólo” dos han sido con una velocidad en el swing de 80 mph… comparado con cada uno de los bambinazos de Stanton. Eso es porque Judge se apoya más en su fuerza; el recorrido del bate y su tiempo en la zona trabajan al unísono para darle con potencia la bola.

“Realmente no pienso en mi velocidad con el bate así, para ser honesto”, expresó Judge. “Lo que pienso es en la velocidad que le toma a mi bate llegar a la zona, y cuán rápido es eso. Si llega rápido a la zona, pasan cosas buenas”.

Por eso es que lo ves dando tantos jonrones hacia su banda contraria, debido a que se mantiene viendo el pitcheo el mayor tiempo posible antes de sacar el bate y botarla hacia la otra parte.

Los cinco jonrones de Judge hacia la banda contraria – la mitad de sus vuelacercas en el año – lo empatan por la mayor cantidad en las Mayores. Y tiende a tener un recorrido más corto del bate cuando los empalma, con una longitud promedio de 7.9 pies en sus vuelacercas hacia el lado contrario, comparado a 8.5 pies hacia su banda.