Inicio Sin categoría ¡El León dominicano no tiene melena, pero sí afro!

    ¡El León dominicano no tiene melena, pero sí afro!

    282

    El desaparecido sociólogo dominicano Teófilo Barreiro, quien se especializó por escudriñar e identificar los aspectos folklóricos del dominicano en su vida cotidiana, destaca la figura del León en la Rep. Dom., como aquel individuo que similar al «Tiguere» (Tigre), se las sabe todas; con la sublime diferencia de que «El León», además de «sabio» es «guapo» y habilidoso.

    El León, como término de aplicación social, trascendió tanto que hasta se internacionalizó, he ahí la razón de que hasta Wikipedía lo asimila y describe como «persona valiente, atrevida y decidida: es un león para los negocios; es una leona llevando la empresa». Y es que en realidad, si observamos la descripción del León, cómo animal, veremos que la aplicación del término al hacer el símil tiene mucho parecido con el accionar en la vida de las personas a quienes se le llaman «León(a)»; por ejemplo: El León, es un mamífero felino, carnívoro, corpulento, de cabeza grande y pelo marrón rojizo; el macho tiene una larga melena: los leones son propios de África; el león es más grande que la leona; el león es el rey de la selva, por eso impone su poder: Además es sumamente inteligente y táctico.

    Pues vistas dichas consideraciones, quiero ahora aterrizar con el tema principal de éste artículo, ¡El León dominicano no tiene melena, pero sí afro!, estoy seguro que cuando se menciona a dicho mamífero en el país, sobre todo en las lides políticas, automáticamente se identifica con el mismo al ex presidente Leonel Fernández Reyna ¿Por qué? «República Dominicana es un país muy especial», todos recordamos esa frase que inmortalizó el gran soberano de los humoristas dominicanos, Cuquín Victoria; y es así, ya que para satisfacer al dominicano ha de inventarse una varita mágica, el Profesor Antonio Zaglul (Psiquiatra y escritor) lo decía en su obra «Apuntes», pero en otras palabras.

    El ex presidente Leonel Fernández es bautizado con el mote de «El León», asumo yo, por tres razones fundamentales: PRIMERO: Porque cuando apenas empezaba a proyectarse se atrevió a desafiar públicamente a un debate a quien ha sido considerado como uno de los oradores más «fogoso» que ha tenido el país, y por qué no, Hispanoamérica, me refiero al Dr. José Francisco Peña Gómez; SEGUNDO: porque logró cautivar a la audiencia con su fluidez discursiva, sustentada en datos estadísticos y adherida a técnicas persuasivas de la oratoria; y TERCERO: porque logró (por lo menos públicamente) juntar a dos colosos de la política vernácula, que presentaron un antagonismo durante toda su vida útil, al Dr. Joaquín Balaguer y al Prof. Juan Bosch.

    Esos eventos que impactaron en el armario de la historia de los dominicanos, tuvo su efecto mediático, que fue aprovechado sagazmente por los estrategas de campaña del ex presidente Fernández; quienes oportunamente hicieron un reciclaje del «concepto-acción» para construir «el target» que utilizando el nombre le permitía. He ahí que convierten el nombre de Leonel en León: ¡El León Leonel!.

    Ya pasado el tiempo, habiendo ocupado la presidencia de la República en varias ocasiones, el presidente Leonel Fernández consolida un liderazgo dentro del quehacer político nacional e internacional.

    Un evento que lo inscribe en la sala de la historia internacional, lo fue su mediación entre Colombia y Venezuela; más luego en la situación que se produjo a raíz del golpe de Estado en Honduras. Además los aportes que a través de conferencias ha hecho al esquema económico y social en los diversos cónclaves en los que ha participado.

    El Dr. Leonel Fernández también ha tenido que enfrentar a algunos simpatizantes y miembros del Partido Revolucionario Dominicano(PRD), de miembros del PRSC disgustados y «políticos madrugados» que no asimilan que hayan tenido que sentarse en las gradas por culpa de la ascendente carrera del referido político, que con apenas 43 años alcanzó la primera magistratura de un país que para el 1996 gozaba de una gran matrícula de políticos que envejecieron en la fila de espera hacia el «Sólium Presidencial».

    ¡Entonces! Siendo así, como tal cual lo describe la oposición y su conjunto mediático, nos hace entender que a pesar de la cantidad de partidos, Ong ́s y todo el poder fáctico que lo enfrentan, según sus propias palabras
    y considerando el estilo de corte de pelo que caracteriza al Dr. Leonel Fernández, en la República Dominicana ¡El León no tiene melena, pero sí afro!

    ¡Hasta la próxima!

    Artículo anteriorLloro por ti Palestina
    Artículo siguiente¡Temo teme!
    Tu Derecho a Saber la plataforma de información interactiva.