Olivero: Jorge Prats se vuelve a contradecir con lo publicado en sus...

Olivero: Jorge Prats se vuelve a contradecir con lo publicado en sus libros

2963
0
Compartir

¿Cuáles son los límites de la incongruencia y la inconsistencia intelectual de este señor de la constitucionalidad?, la frase es del articulista del diario Acento y profesor de Filosofía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Juan Tomás Olivero, quien criticó la falta incoherencia intelectual del abogado Eduardo Jorge Prats.

Olivero analiza en un artículo publicado este jueves en Acento, la posición de Jorge Prats en el debate que sostiene con el también abogado y escritor Namphi Rodríguez sobre la constitucionalidad de las primarias abiertas.

En el artículo, titulado “Entre pares y cuando la correa reemplaza el argumento”, Olivero critica que Jorge Prats se haya embarcado en una campaña de denuestos personales contra Namphi Rodriguez, a quien se ha referido indirectamente en un artículo publicado en el diario Hoy en el que dice que “aún sin tener una obra doctrinaria acabada, válidos estudios en la materia y docencia acreditada”, se consideran “expertos” en Derecho Constitucional”.

Olivero afirma que, sin embargo, en su obra Derecho Constitucional, Tomo II, página 192, 3.4.3.5. Jorge Prats trata el tema de la “cláusula de conciencia” citando un libro de Namphi Rodríguez, a quien consideró una fuente acreditada y reputada para su obra.

“Ayer citado como fuente acreditada y reputada para los fines de su texto y hoy denostado en sus artículos como poseedor de conocimiento precario, por Dios, ¿cuáles son los límites de la incongruencia y la inconsistencia intelectual de este señor de la constitucionalidad?”, afirma Olivero en su artículo.

Sería la segunda vez que Jorge Prats sostiene posiciones  que entran  contradicción con lo que ya ha escrito y publicado en sus libros. La primera fue cuando en la misma obra sostuvo que las primarias abiertas son inconstitucionales y luego se desdijo en varios artículos publicados en la prensa en medio del debate con Namphi Rodríguez.

Por considerarlo de interés para sus lectores, Tu Derecho a Saber, reproduce el artículo de Juan Tomás Olivero, publicado en la edición de este jueves en Acento.

Entre pares  y cuando la correa remplaza el argumento

El debate continuó el pasado viernes ocho del mes en curso  entre los juristas de la Marmota y Sísifo el del esfuerzo inútil, sólo que esta vez el enfoque se centró un poco más arriba de la boca del estómago. El Dr. Eduardo Jorge  Prats, se despachó con un artículo en su habitual  columna de cada viernes en el periódico Hoy y en este mismo medio, bajo el título: “Ignorancia, indigestión y maltrato constitucional”.

Para encontrar luz por la sarta de denuestos, desprecio intelectual, rebaja académica y descalificación docente del autor del citado artículo hacia el Dr. Namphi Rodríguez, me hago acompañar en estasreflexiones del Filósofo de Elea Parménides, este acompañamiento es por el rigor de sus argumentaciones  y la profundidad de sus análisis. Además por la grandeza de su pensamiento,a quien Platón definió como un venerado y terrible,  reconociéndolo ser su Padre espiritual. El viaje hacia la verdad Parménides lo concebía de dos maneras: ¿se puede distinguir  el verdadero conocimiento de la opinión? Y ¿En qué condiciones se puede alcanzar la verdad?

En medio del debate de reelección, absolutismo, seudoconstituciolismo y ripio constitucional, la comunidad política se ha dividido y los juristas constitucionalistas que usted vio llegando con a base llenos de gloria y conocimientos, hoy  en un acto de inconsistencia y de solemne giro, los ve yendo  hacia la base contraria, haciendo gala de la más grosera incoherencia intelectual, académica y científica.

Una de estas prendas es la razonada por el constituciolista en cuestión, que cito de su artículo del pasado viernes lo siguiente: “El problema se agrava en contextos donde el conocimiento del Derecho Constitucional es precario, aunque la gran mayoría de los abogados –aun sin tener una obra doctrinaria acabada, validos estudios en la materia y docencia acreditada- se consideren “expertos” en Derecho Constitucional”.

El reputado constitucionalista e intelectual de fuste, Dr. Eduardo Jorge Prast, en su volumen II de Derecho Constitucional, pagina192, 3.4.3.5, aborda citando otra fuente y autor, el tema  la cláusula de conciencia. “La Cláusula de conciencia (49.3 de la constitución) es la prerrogativa que tiene el comunicador  de rescindir   de trabajo con la empresa informativa  y recibir una indemnización equivalente cuando menos a la de despido por voluntad del empleador, cuando ocurre un cambio notable  en la orientación ideológica de la empresa  o ésta perjudique la reputación o dignidad moral (Rodríguez 2008:101), cierro la cita. Esta fuente acredita para la elaboración y producción de su  Tomo II, de Derecho Constitucional, no es nada más  ninada menos que el indigesto constitucionalista e ignorante Namphi Rodríguez. Ayer, citado como fuente acreditada y reputada para  los fines de su texto, y, hoy denostado en sus artículos como poseedor de conocimientos precarios  ¿por Dios, cuáles son los límites de la incongruencia y la inconsistencias intelectual de este señor de la constitucionalidad?

Dije que en este laberinto de inconsistencia e incongruencia del maestro del constitucionalismo dominicano del artículo en cuestión, iba a recorrer los laberintos de su narrativa acompañado de Parménides, quien sentenció a propósitos de comportamientos como el ya analizado de la manera siguiente, cito: “Los hombres que utilizan el verbo ser y el verbo no-ser acaban razonando con dos cabezas”-Et qui utuntur verbo ad verbum ratio non esse in capitibus duobus-. “

No hay comentarios

Deja un comentario