Sarita Valdez denuncia familias son extorsionadas con las autopsias en Patología Forense

Sarita Valdez denuncia familias son extorsionadas con las autopsias en Patología Forense

69
0
Compartir

SANTO DOMINGO. El patólogo Sergio Sarita Valdez reveló que muchas familias que han perdido un pariente que requiere la realización de una autopsia son víctimas de extorsión para que se le realice dicho procedimiento a tiempo.

Sarita Valdez, quien fue director del instituto Nacional de Patología Forense, denunció también que hay personas que pagan dinero para que le entreguen el cadáver de su familiar sin hacérsele la autopsia.

El facultativo dijo, además, que hace tiempo que debido a la gran cantidad de hechos violentos que se registran en el país, en Patología Forense no existen los recursos humanos ni materiales para dar respuesta a tantos casos.

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´ Agenda, que cada domingo se difunde por Telesistema canal 11, el reconocido galeno dijo que por el poco personal en Patología no hay capacidad para hacer una autopsia en un día, a menos que se trate de un caso sonoro y que por su repercusión mediática a las autoridades le interese que se le haga ese procedimiento de manera rápida.

Expuso que frente a tantos casos hay que ser selectivo, es decir hacer una especie de sorteo de lotería para discriminar y ver si la víctima falleció como consecuencia de un evento que no requiere la autopsia, aunque no se pueda establecer la real causa de esa muerte, que solo lo puede determinar esa experticia científica.

“Cuando alguien muere de manera sorpresiva o violenta, eso no estaba en programa para una familia, es una sorpresa desagradable, trágica y real, entonces muchas de esas familias se ven ahora extorsionadas, porque donde hayan 15 muertos cada familia quiere que se lo entreguen de una vez, y ahí viene la extorsión por debajo“, aseguró el doctor Sarita Valdez.

Agregó que nadie sabe cuál es el tiempo de respuesta que da Patología cuando llega un muerto, entonces las autoridades los recogen desde el lugar del hecho, se cargan y se almacenan, y eso hasta cierto modo es peligroso.

“Entonces le preguntan a un familiar, cual es el tuyo, porque si es ese le vamos hacer la autopsia pasado mañana, entonces el pariente pregunta qué debo hacer para que me lo entreguen hoy, y ahí viene el asunto“, detalló el patólogo.

Sergio Sarita explicó que esa extorsión de la que son víctimas las familias con cadáveres para que le hagan autopsia, no es para que le hagan el estudio legal, sino para que lo realicen a tiempo.

“Por ejemplo a las ocho de la mañana están con 15 muertos, con cuál arrancan, teóricamente debieron arrancar con el primero que llegó, pero si el primero que llegó es un Juan de Dios de los Palotes que la familia no tiene ni en que caerse muerto, ese va a ser el último“, sentenció.

Dijo que ahí se mueve dinero y no es desde ahora, porque el orden en que se van a poner los cadáveres para realizar las autopsias es lo que provoca esa extorsión.

Sostuvo que muchas veces hay familia que, por ignorancia o dolor, dicen que no quieren que le hagan autopsia a su pariente porque entienden que ya está desbaratado, que lo mataron y con eso no lo van a revivir y piden que se lo entreguen.

“Entonces ahí viene la cuestión de si es en la calle hacerlo figurar como accidente y entregárselo a la familia, la familia ya se lo llevó sin hacerle autopsia, entonces todas esas situaciones son escondidas, que un buen bisturí ético lo abre y usted se da cuenta de lo que hay“, detalló.

Recordó que en el país hay una escuela para formar médicos forense donde se insiste mucho en lo ético moral, sin embargo cuando ese graduando sale al mercado a buscar empleo se encuentra con un salario que no le va a permitir vivir decentemente, y eso crea el caldo de cultivo para que se produzcan esas situaciones.

Caso como el de Quirinito no es la primera vez que sucede

Sobre el caso de Quirinito, Sarita Valdez dijo que al patólogo que engañan es porque se deja engañar, a la vez que aseguró que hechos como ese no es la primera vez que sucede, y la única diferencia es que por el personaje envuelto, el escándalo estalló porque lo puso de relieve los medios de comunicación.

SANTO DOMINGO. El reputado patólogo Sergio Sarita Valdez reveló que muchas familias que han perdido un pariente que requiere la realización de una autopsia son víctimas de extorsión para que se le realice dicho procedimiento a tiempo.

Sarita Valdez, quien fue director del instituto Nacional de Patología Forense, denunció también que hay personas que pagan dinero para que le entreguen el cadáver de su familiar sin hacérsele la autopsia.

El facultativo dijo, además, que hace tiempo que debido a la gran cantidad de hechos violentos que se registran en el país, en Patología Forense no existen los recursos humanos ni materiales para dar respuesta a tantos casos.

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´ Agenda, que cada domingo se difunde por Telesistema canal 11, el reconocido galeno dijo que por el poco personal en Patología no hay capacidad para hacer una autopsia en un día, a menos que se trate de un caso sonoro y que por su repercusión mediática a las autoridades le interese que se le haga ese procedimiento de manera rápida.

Expuso que frente a tantos casos hay que ser selectivo, es decir hacer una especie de sorteo de lotería para discriminar y ver si la víctima falleció como consecuencia de un evento que no requiere la autopsia, aunque no se pueda establecer la real causa de esa muerte, que solo lo puede determinar esa experticia científica.

“Cuando alguien muere de manera sorpresiva o violenta, eso no estaba en programa para una familia, es una sorpresa desagradable, trágica y real, entonces muchas de esas familias se ven ahora extorsionadas, porque donde hayan 15 muertos cada familia quiere que se lo entreguen de una vez, y ahí viene la extorsión por debajo“, aseguró el doctor Sarita Valdez.

Agregó que nadie sabe cuál es el tiempo de respuesta que da Patología cuando llega un muerto, entonces las autoridades los recogen desde el lugar del hecho, se cargan y se almacenan, y eso hasta cierto modo es peligroso.

“Entonces le preguntan a un familiar, cual es el tuyo, porque si es ese le vamos hacer la autopsia pasado mañana, entonces el pariente pregunta qué debo hacer para que me lo entreguen hoy, y ahí viene el asunto“, detalló el patólogo.

Sergio Sarita explicó que esa extorsión de la que son víctimas las familias con cadáveres para que le hagan autopsia, no es para que le hagan el estudio legal, sino para que lo realicen a tiempo.

“Por ejemplo a las ocho de la mañana están con 15 muertos, con cuál arrancan, teóricamente debieron arrancar con el primero que llegó, pero si el primero que llegó es un Juan de Dios de los Palotes que la familia no tiene ni en que caerse muerto, ese va a ser el último“, sentenció.

Dijo que ahí se mueve dinero y no es desde ahora, porque el orden en que se van a poner los cadáveres para realizar las autopsias es lo que provoca esa extorsión.

Sostuvo que muchas veces hay familia que, por ignorancia o dolor, dicen que no quieren que le hagan autopsia a su pariente porque entienden que ya está desbaratado, que lo mataron y con eso no lo van a revivir y piden que se lo entreguen.

“Entonces ahí viene la cuestión de si es en la calle hacerlo figurar como accidente y entregárselo a la familia, la familia ya se lo llevó sin hacerle autopsia, entonces todas esas situaciones son escondidas, que un buen bisturí ético lo abre y usted se da cuenta de lo que hay“, detalló.

Recordó que en el país hay una escuela para formar médicos forense donde se insiste mucho en lo ético moral, sin embargo cuando ese graduando sale al mercado a buscar empleo se encuentra con un salario que no le va a permitir vivir decentemente, y eso crea el caldo de cultivo para que se produzcan esas situaciones.

Caso como el de Quirinito no es la primera vez que sucede

Sobre el caso de Quirinito, Sarita Valdez dijo que al patólogo que engañan es porque se deja engañar, a la vez que aseguró que hechos como ese no es la primera vez que sucede, y la única diferencia es que por el personaje envuelto, el escándalo estalló porque lo puso de relieve los medios de comunicación.

No hay comentarios

Deja un comentario